Portada del sitio > Alternativa Antimilitarista-MOC Sevilla

Alternativa Antimilitarista-MOC Sevilla

La Objeción Fiscal al gasto militar paso a paso

Miércoles 26 de abril de 2017

Podemos y debemos negarnos a financiar el negocio de las guerras con nuestros impuestos. Os explicamos como se puede modificar el borrador con el programa PADRE (este año online en la web de la Agencia Tributaria) para indicar la cantidad que vamos a desviar hacia un proyecto alternativo.

Pulse este enlace para acceder a la presentación.

Más información de la campaña


Datos de la campaña de Objeción Fiscal al gasto militar 2016

UNAS 500 PERSONAS OBJETORAS FISCALES AL GASTO MILITAR EN 2016, DESVIANDO MÁS DE 57.500 EUROS A 88 DESTINOS ALTERNATIVOS, PARA QUE NO CONTRIBUIR AL GASTO MILITAR.
Martes 25 de abril de 2017
En 2015, la administración gastó más de 33.000 millones de euros en armas, guerras y control social; es decir, 718 euros por cada uno de sus habitantes.
En resistencia a esta situación, casi medio millar de personas(441 datos constatables), de ellas más de 40 nuevas, han desobedecido al gasto militar en el estado español a través de su declaración de la renta, negándose a colaborar con la militarización de los presupuestos y dedicando ese dinero a 88 destinos alternativos, donde realmante (...)

Campaña de Objeción Fiscal a los gastos militares

Desarma tus impuestos no pagues el gasto militar
Domingo 4 de mayo de 2014

Hace unos años los insumisos demostraron que es posible resistir mediante la acción noviolenta a las imposiciones de los militares. Con su desobediencia civil activa lograron vencer al ejército y el servicio militar obligatorio tuvo que desaparecer. Pero el servicio militar Fiscal obligatorio permanece. Todavía se nos obliga a contribuir con nuestros impuestos al sostenimiento de esas inmensas máquinas de destrucción y muerte que son los ejércitos. Hay que ser consciente de la responsabilidad que tenemos y, en virtud de ella, resistirse a la idea de que las cosas son así y que no podemos hacer nada para cambiarlas.

Desde hace ya 30 años hay una propuesta de acción noviolenta contra el gasto militar. Se trata de la objeción fiscal y consiste en poner en práctica otra estrategia de resistencia civil: la no colaboración con el estado en el gasto militar a la hora de pagar nuestros impuestos.


25º Aniversario de la Insumisión

Jueves 20 de febrero de 2014

Hoy, 20 de febrero de 2014, se cumplen 25 años desde la primera presentación de insumisos al Servicio Militar Obligatorio. Miles fueron los que les siguieron, tanto a la plaza, como a los juzgados e incluso a prisión. Ni los tribunales civiles ni militares, ni las inhabilitaciones, ni la cárcel pudieron frenar la insumisión. Más bien, al asumir las consecuencias de su desobediencia, los insumisos encendieron un altavoz plagado de significado para sus reivindicaciones.

Fue un salto cualitativo en la estrategia del MOC: esta manera de ejercer la objeción de conciencia suponía transcender del derecho individual y plantear una acción colectiva con el objetivo último de abolir las estructuras militares. Ha habido, desde 1989, más de veinte mil insumisos, tanto al Servicio Militar Obligatorio como a la Prestación Sustitutoria, que no fue sino un intento por parte del Estado de canalizar esa brecha de desobediencia que planteaban los antimilitaristas. Más de cuatro mil fueron juzgados, y casi dos millares, encarcelados. En mayo de 2002, cinco meses después de haber desaparecido el Servicio Militar Obligatorio, fueron excarcelados los últimos insumisos, que rechazaron el indulto encubierto que se les estaba imponiendo.

La insumisión asestó un golpe mortal a la vocación militar. Prueba de ello es que en el ejército español el proceso de profesionalización se llevó a cabo con dificultades de reclutamiento mucho mayores que las que ha habido en otros países sin contestación antimilitarista, teniendo que rebajar drásticamente las cifras inicialmente previstas de tropa. La insumisión entró en la agenda política, aumentó el desapego social al ejército y disparó, como efecto colateral, las solicitudes de objeción de conciencia legal, llegando a saturar y hacer, de hecho, impracticable, la Prestación Sustitutoria. Sin embargo, el fin del servicio militar no fue celebrado por los insumisos como una victoria: todavía está lejos de conseguirse la erradicación del ejército, la industria de armamento, los gastos militares y muchas otras nocividades de las que se sigue ocupando el trabajo antimilitarista.

El legado de la insumisión es significativo: ha mostrado que es posible poner en práctica la desobediencia civil y luchar de manera eficaz desde la noviolencia. Ha servido de referente a muchos movimientos sociales, que hoy en día se la plantean y practican. También ha revelado que la organización y las estrategias colectivas pueden poner en jaque a instituciones tan poderosas como el ejército.

La memoria de esta experiencia desobediente nos ayuda a afrontar un camino cargado de retos. El mundo actual exige nuestra respuesta y nuestra lucha: los poderosos lo son cada vez más, y utilizan los ejércitos para imponer sus condiciones allí donde se juegan sus intereses económicos. Se desmantelan las conquistas sociales a la par que los presupuestos militares siguen aumentando desaforadamente; las bombas que estallan lejos siguen fabricándose aquí, que es donde empiezan las guerras. La insumisión nos señala las armas que podemos usar contra estos desmanes: la desobediencia, la noviolencia y el sentido común, con grandes dosis de imaginación y de organización colectiva. Y nos recuerda que son eficaces.

Actos y acción en Bilbo Acción en Madrid Actos en Zaragoza


Fallece Howard Clark, compañero antimilitarista, y Presidente de la Internacional de Resistentes a las Guerras

Sábado 30 de noviembre de 2013

Desde Casa de la Paz y de los que pertenecemos a la Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía (RANA), sentimos una gran tristeza por el fallecimiento de nuestro compañero Howard. Desde aquí mandamos un fuerte abrazo a Yolanda, a Ismael y Violeta. También a toda la comunidad antimilitarista. Su pérdida nos deja un vacío que será difícil llenar.

Un fuerte abrazo a todos y todas.

Noticia de su fallecimiento en:
- Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG-WRI).
- Insumissia.
- Grupo Antimilitarista Tortuga..
- Blog Noviolencia, ética y política..


El ejército español ha lanzado dos “patriot” en unas maniobras para “defender Huelva”

Colectivo Utopia Contagiosa
Lunes 4 de noviembre de 2013

Fuente: Blogs de ABC

En Huelva les ha tocado el premio gordo, porque si por una casualidad alguien desencadena un ataque contra esta región, el ejército tiene ya preparada la respuesta adecuada: lanzar misiles Patriot.

De hecho en unas maniobras recientes, de las que nos hemos enterado por el post publicado en su blog por Esteban Villarejo , de ABC, el Regimiento de Artillería Antiaérea 74 ya ha lanzado en unas pruebas dos de estos misiles, junto con otros cinco misiles Hawk, sobre blancos aéreos Banshee y SCRAB proporcionados por el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).

Que el lanzamiento de estos pepinos es algo que se toman muy en serio los militares lo demuestra el hecho de que a la prueba asistieron en primera fila el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, almirante general Fernando García Sánchez; el jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra, general de ejército Jaime Domínguez Buj y el jefe de Fuerzas Terrestres, teniente general José Medida Cebrián. No sabemos si los susodichos habrán hecho un video con sus móviles para el Rey, que al parecer es bastante aficionado a este tipo de saraos, pero el hecho de que se reúna en el festín tanto Jefe da un tufo innecesario de comentar.

Veamos más. Según el comunicado, el simulacro tenía como objetivo ficticio (ni que decir tiene que Huelva no está en peligro salvo en la mente de nuestros obsesivos guerreros) “El objetivo de los lanzamientos era defender de un supuesto ataque con misil o aeronaves a la ciudad de Huelva y su polo industrial, uno de los mayores de nuestro país en cuanto a refinería de crudo se trata“.

Una vez enterados de este segundo simulacro en menos de un mes de intromisión militar en nuestras vidas de simples civiles (no en vano hace unos días dimos la noticia de la invasión de Guadix por parte de otras unidades militares con la excusa de un simulacro de catástrofe), veamos algunas matizaciones a la patriótica misión militar en marcha:

1) La mera hipótesis que hace mover estos aparatitos es o de risa, porque es obvio que Huelva no necesita la intervención militar que se ha montado, o de preocupación, porque ahora que el ejército convierte la zona en un objetivo propio y desplaza allí los Patriot, tal vez los que no estén muy de acuerdo con nuestro modo de operar en el mundo y tengan alguna razón que otra para considerarnos enemigos, puedan pensar que Huelva es enemiga suya. No hay que darle en ninguno de los dos casos las gracias al ejército. Más bien pedir que se vayan de allí con viento fresco para evitar males mayores.

2) Cada Patriot de estos tiene un coste unitario de unos 170 millones de dólares. Cada Misil Hawk tiene un coste de 250.000 dólares. A su vez las baterías y demás cascarria necesaria para lanzar estos chismes tiene un coste elevado y no digamos nada del desplazamiento de toda la chatarrería de generales presentes en el acto. ¿Cuánto nos ha costado montar este ridículo? ¿Es este un gasto necesario y prudente?

3) ¿Es ético un gasto así en momentos como estos? Cuando todos sufrimos los recortes porque al parecer hay que ser austeros, el ejército muestra, una vez más, su salida de tono y demuestra que para ellos no va el rollo de la austeridad.

4) ¿Es oportuno que España se una a la estrategia de escudo antimisiles americana?¿Es adecuado para la defensa de España?¿No es una invitación a ser enemigos de los enemigos de EEUU?¿No nos convierte en un blanco principal?¿No es generador de nuestra inseguridad?¿No es militarizar nuestras relaciones internacionales?

5) Una vez más, se ve que lo que ellos defienden no es lo que la sociedad quiere defender y que el gasto que tienen estos tipos agrede a nuestra defensa.


La intervención en Siria no es la solución, ni las armas químicas la causa

Por Ecologistas en Acción
Lunes 2 de septiembre de 2013

Ecologistas en Acción señala que lo que está detrás de la probable intervención de EE UU y alguno de sus aliados en Siria no es el posible uso de armas químicas por el Gobierno de al-Assad, sino desembarazarse de un enemigo en la zona. El Gobierno baatherista es aliado de Irán, Hezbolá y, en menor medida, Rusia. Además, la solución al conflicto sirio dista de ser una intervención militar, lo que hacen falta son medidas de apaciguamiento.

La organización pacifista recuerda que la política de EE UU en la región desde el estallido de la Primavera Árabe ha sido contradictoria frente a las revueltas populares. Por un lado ha apoyado los intentos de derrocar los Gobiernos que no le eran funcionales (Libia, Siria). Por otro ha dado el visto bueno para que su principal aliado árabe (Arabia Saudí) ayudase a la represión de las revueltas en lugares como Barhein y Yemen, situación que además ha permanecido opaca a los grandes medios de comunicación. Finalmente, en países como Egipto ha financiado al ejército, que ha sido el brazo ejecutor último de la caída de Mubarak y, posteriormente, del Golpe de Estado. De este modo, el gigante americano en lo que no ha sido contradictorio ha sido en la defensa de sus intereses en esta región clave a través del apoyo a sus aliados y/o de la lucha contra quienes no le siguen políticamente.

Por otra parte el argumento del supuesto uso de armas químicas por parte del régimen sirio suena demasiado similar al de las armas de destrucción masiva usado para justificar el ataque a Irak una década atrás. La organización ecologista condena el uso y la tenencia de estas armas, pero no solo en Siria, sino también en EE UU y el Estado español. En el caso español el centro principal de almacenamiento y experimentación es el de La Marañosa (en la Comunidad de Madrid). Por su parte, EEUU usó municiones incendiarias con fósforo blanco y otras con uranio empobrecido en Irak, ambas pueden ser consideradas armas químicas.

Finalmente, está el argumento humanitario: la necesidad de parar una guerra fratricida. Ecologistas en Acción se suma a la urgencia de alcanzar este objetivo. Sin embargo discrepa en que la mejor forma de avanzar hacia una Siria en paz sea apoyando mediante un bombardeo aéreo a una de las partes en conflicto. En el mejor de los casos esa opción dejará un país dividido entre vencedores, vencidos y una mayoría de la población, especialmente mujeres, que serán víctimas de unos y otros.

Siembre que se llega a una situación de confrontación bélica desde los poderes establecidos se argumenta que la única salida es el uso de la violencia. Sin embargo antes se han dejado pasar años sin poner en marcha imprescindibles medidas preventivas como una educación y sanidad de calidad, una redistribución de la riqueza o un empoderamiento de la sociedad.

Incluso en las situaciones de guerra abierta todavía son posibles medidas pacíficas que permitan una salida menos cruenta al conflicto. Entre ellas hay algunas obvias como un embargo de armas, el despliegue de personal mediador y de interposición, el apoyo a los sectores sociales proclives a salidas pacíficas al conflicto o el desvío de la financiación desde las organizaciones contendientes a las que persiguen una Siria pacífica. En definitiva se trata de usar la misma lógica que empleamos en nuestra vida cotidiana en la que, ante una pelea, lo que hacemos es intentar separar a los contendientes.


0 | 5 | 10 | 15 | 20 | 25 | 30 | 35 | 40 |...