Acto de protesta en solidaridad con Gaza y Palestina

CARTA ABIERTA A NUESTRO GOBIERNO POR CASA DE LA PAZ
Miércoles 11 de febrero de 2009.

Acto de protesta en solidaridad con Gaza y Palestina para decir que aunque parece que "Ya no hay guerra" "la situación ha cambiado" todavia "continua la ocupación, el asedio, la violación de una tierra y la violación de un pueblo".

Esta frase pertenece al manifiesto que, desde Casa de la Paz de Sevilla, hemos sacado para distribuir el miércoles 11 de Febrero en La Campana de Sevilla de 19:00 h a 20:00 h.

Acudiremos vestid@s de negro (u oscuro) y allí pondremos de manifiesto nuestro dolor por la situación que sigue viviendo Palestina, especialmente Gaza, y la exigencia de dar fin a la misma.

CARTA ABIERTA A NUESTRO GOBIERNO POR CASA DE LA PAZ

Tras las diferentes negociaciones y esperas por parte de la ONU, el conflicto en el pueblo palestino, especialmente en Gaza, continúa y aunque ya se nos quiere distraer desde los medios de comunicación, por una parte rozándolo apenas levemente y, por otra, informándonos con un contenido parcial y sectario de la situación intentando potenciar en nosotr@s el sentimiento generalizado de que “YA NO HAY GUERRA”´, “LA SITUACIÓN HA CAMBIADO”, tod@s sabemos que en estos mensajes que recibimos hay una ocultación de las muchas problemáticas surgidas por el trato y el interés con que el Estado de Israel trata de deshumanizar al pueblo palestino convirtiéndolo en víctima de una violencia exacerbada. Éste es un gran motivo para que sigamos queriendo expresar nuestra rabia e indignación.

Continúa la ocupación, el asedio, la violación de una tierra y la violación de un pueblo por el que ronda el horror, el miedo y la muerte. Tal situación nos conmueve y destroza el corazón y no logramos entender por qué es tan difícil poner fin a esta barbarie o a todas las que se están cometiendo, porque aunque ahora es Gaza la que nos mantiene en vilo, no nos olvidamos de El Congo, kenia, Sahára, Colombia, Irak…

Nos asusta ver con qué impunidad la violencia armada, las violencias de las guerras, están empezando a formar parte de nuestro día a día. Porque siempre existe una justificación para las guerras.

Poner fin a esta sinrazón significaría dejar de ver que el poder militar es el único interlocutor válido en la resolución de conflictos entre los pueblos. Pero los ánimos no van por ahí ya que, cada vez más, nos encontramos en una sociedad brutalmente militarizada cuyo poder se asegura desde “la defensa” del ejército y de las armas, mostrándonos hasta la saciedad la necesidad de los mismos para nuestra seguridad, y así se nos prepara con discursos y leyes en los que la ausencia de verdades, el silencio, el olvido y la hipocresía van manipulando nuestro pensamiento acerca de cómo han de ser los pueblos, la cultura, la vida…dirigiéndonos, muy sutilmente, a darle más valor a unos pueblos que a otros que son condenados a ser de segunda o tercera categoría y a cuyos habitantes, poco a poco , se les va dejando de ver como personas. Esto hace posible que oprimirlas, humillarlas, someterlas e incluso matarlas… llegue a formar parte de la cotidianeidad. Y esta seguridad que con tanta vehemencia se defiende, en realidad oculta la seguridad de unos pocos que, utilizando a su antojo los recursos vitales, hacen posible la fabricación y consiguiente venta de armamento cada vez más sofisticado y peligroso con el que se va deteriorando la vida de nuestro planeta.

Así pues, nos preocupa que mantener el poder se pueda llegar a confundir con el hecho de poder legitimar cualquier tipo de agresión, violencia o destrucción que nos convierte en miserables y cobardes.

Por esto queremos denunciar que:

- España fabrique armamento que exporta y vende a países como Israel, país violador de derechos humanos.

- Las exportaciones españolas de material de defensa y de doble uso haya sido entre entre 2001 y el primer semestre de 2008, de un valor de casi 4.300 millones de euros.

En el caso de Israel, según datos oficiales, entre 2007 y el primer semestre de 2008, España exportó material de defensa y de doble uso a Israel por valor de casi 4,5 millones de euros.

- Entre los productos exportados figura material susceptible de ser utilizado en la comisión de violaciones de Derechos Humanos y del Derecho Internacional Humanitario, sabiendo que la ley española de comercio exterior de armas prohíbe cualquier exportación que pueda ser utilizada en situaciones de violación de derechos humanos como así es el caso de utilización de armas por parte del Estado de Israel, que no sólo vulnera la vida del pueblo palestino sino que a Israel no le plantea ningún problema de conciencia el exterminio del mismo.

Por ello pedimos que:

- se suspendan las exportaciones españolas de material de defensa y de doble uso a Israel hasta que desaparezca cualquier riesgo de que el armamento, munición u otro material militar no servirá para cometer violaciones de derechos humanos.

- se impulse la adopción por el Consejo de Seguridad de la ONU de un embargo de armas inmediato y exhaustivo a todas las partes del conflicto de Gaza.

- se garantice que toda información que se dé desde los medios de comunicación públicos sea hecha con principios de justicia y solidaridad.

- se escuche la voz de nuestro Gobierno pidiendo el fin del asedio y ocupación, el fin de la tortura, del encarcelamiento arbitrario de palestinos y se pida la creación de condiciones para la libre circulación de los mismos.

Nos parece muy positivo que el Gobierno español apoye un Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas para acabar con las transferencias irresponsables de las que se usan para violaciones graves del Derecho Internacional. Como pensamos que con ningún arma se defiende la paz, instamos a nuestro gobierno a que asuma un papel activo en la promoción de este Tratado y aplique esos mismos criterios en la venta de armas españolas.

Nos llenaría de orgullo que aquellas “armas” que se pudieran exportar contribuyeran a la destrucción de los muros que llenan de vergüenza a la humanidad. Armas y herramientas recreadoras de ternura y paz.

Atentamente, Federación Casa de la Paz de Sevilla.

Siguiente »

María Luisa nos ha dejado

« Anterior

Vídeo Marchas por Gaza. Andalucía con Palestina.

Artículos relacionados