Comunicado de denuncia al ataque del Ejército español a Greenpeace

Concentraciones en las islas
Domingo 16 de noviembre de 2014.
JPG - 15.9 KB
2014_15_nov_concentracion_activista_greenpeace_peque

En Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife se han producido concentraciones de denuncia por el violento abordaje de embarcaciones de la Armada contra lanchas de Greenpeace, que ha provocado heridas a dos activistas, una de las cuales ha precisado ser intervenida por fractura abierta de tibia y peroné y diversos cortes realizados por la hélice de una embarcación militar.

Greenpeace desarrollaba esta madrugada una acción directa noviolenta contra las prospecciones de hidrocarburos autorizadas por el Gobierno Español a la transnacional REPSOL en aguas internacionales a 50 km de Fuerteventura, que cuentan con una fuerte oposición popular e institucional en las islas.

Tras sucesivas embestidas salvajes sobre las lanchas de Greenpeace, y después de haber acorralado a una de estas, otra embarcación militar la embistió brutalmente, hiriendo a las activistas.

Desde Alternativa Antimilitarista.MOC Las Palmas entendemos que en esta acción militar de soldados españoles, por su desproporción, se ha producido un daño físico y un trato incompatible con la dignidad humana, cuyas consecuencias pudieron haber sido fatales.

Entendemos que concurren circunstancias similares a las que la Corte Penal Internacional ha informado recientemente respecto al asalto del Ejército de Israel al buque Mavi Mármara que se dirigía a Gaza en febrero de 2010, en el que fallecieron masacradas 11 personas de ciudadanía turca (ver informe). Este informe declara crimen de guerra el asalto e insta a los distintos gobiernos a juzgar los hechos como tales.

En el caso de hoy, si bien afortunadamente no se han producido víctimas mortales, los medios militares utilizados han demostrado el desprecio por la vida humana. Todos los activistas de Greenpeace tienen el estatus de civiles, y por tanto están bajo la protección de la legislación internacional, y los soldados españoles llevaron a cabo su acción aún a sabiendas de su condición de civiles. Preguntamos abiertamente: ¿Las autoridades españolas seguirán manteniendo estas tácticas de embestida para detener las acciones directas noviolentas previstas?

Ningún ejército defiende la paz. Pero específicamente la Armada española, y los buques de acción marítima -BAM- como el Relámpago, empleado en esta nueva misión internacional, se distinguen por la protección a la verdadera piratería internacional que representan, en el Índico, las grandes industrias pesqueras, y en este trozo del Atlántico, a REPSOL.

Video dela protesta de Greenpeace plataforma Rowan Renaissance contra las prospecciones de Repsol en Canarias

Siguiente »

Objeción Fiscal al Gasto Militar

« Anterior

Campaña de Objeción Fiscal a los gastos militares

Artículos relacionados