CASAS VIEJAS INFORMA

Martes 4 de diciembre de 2007.

Está claro que hay ciertos límites infranqueables en esta supuesta democracia. Cuando hemos demostrado nuestra capacidad para cuestionar el poder de forma pacífica e inteligente, el poder reacciona con el recurso de la criminalización.

Los medios de comunicación se pliegan cuando no promueven la única forma que tienen de desprestigiarnos. Sólo nos quedan nuestras redes.

Cuando emprendimos esta lucha éramos conscientes de que nos enfrentábamos a un enemigo múltiple y poderoso. Aún así creemos que merece la pena y no vamos a dejarnos amedrentar, por lo que queremos aclarar, para el que quiera escucharnos, los siguientes puntos:

1.- Sobre las acusaciones de relación con ETA:

Exigimos una rectificación pública a la Policía.en relación a las acusaciones que vinculan al colectivo con ETA, su entorno o el incidente de la Giraldilla, así como a los medios de comunicación que las han difundido.

Estas manifestaciones han sido realizadas sin base alguna, con un claro desprecio a la verdad y con la única intención de desprestigiar al movimiento.

2.- Sobre los actos violentos realizados supuestamente por Casas Viejas:

El colectivo ha apostado y apostará siempre por la desobediencia civil no violenta. Así lo demuestran las dos acciones que hemos llevado a cabo; la resistencia bajo tierra y la acción de hoy en el Puente del V Centenario. Las manifestaciones que hemos organizado han sido pacíficas. El colectivo no ha realizado ni promovido en ningún momento actos violentos.

3.- Sobre las acusaciones de torturas por parte de la Policía:

Consideramos muy graves los hechos vividos por los compañeros. Que hay torturas en este país no lo decimos nosotros, lo dicen organismos de derechos humanos como Amnistía Internacional y lo demuestran otros hechos recientes como la muerte de una persona en El Ejido o las imágenes de las torturas policiales en una comisaría de Barcelona.

Respecto a Casas Viejas también hemos visto todos en los medios de comunicación acciones violentas por parte de la Policía (por ejemplo, golpeando a una chica indefensa en la cabeza) mientras que aún no hay ninguna prueba de actos violentos por parte del colectivo.

4.- Casas Viejas va a continuar su lucha no violenta contra la especulación, por el derecho a la vivienda, por el uso de los espacios públicos y por construir iniciativas sociales y culturales autogestionadas y participativas.

La acción de desobediencia civil no violenta que los compañeros están llevando a cabo hoy en el Puente del V Centenario es una prueba de ello. Casas Viejas no ha sido desalojado, porque Casas Viejas somos nosotras y seguiremos luchando por aquello que creemos que es justo.

La estrategia de criminalización no va a conseguir que olvidemos el mensaje de fondo de nuestra lucha. Nos sentimos orgullosas de nuestros actos y estamos convencidas de que *NOSOTRAS SOMOS LAS BUENAS*.

Siguiente »

PROYECCIÓN EL LABERINTO MARROQUÍ